La vie en rose

Hasta el 17 de Marzo podéis ver una de las mejores exposiciones que veremos este año en Madrid. Se trata de un homenaje al color rosa que han hecho desde el Museo del Traje. Yo tuve la suerte de asistir el pasado mes a una visita guiada con uno de los comisarios de la exposición. Gracias a Instagram y la incesante actividad del museo, fui afortunada de disfrutar la exposición con Juan Gutierrez. Es un viaje por la historia con el color rosa como hilo conductor. 

Gracias al maravilloso folleto que han editado os puedo contar más cositas. El color rosa incia su andadura en la Antigüedad y la Edad Media. Al principio es un color reservado a la iconografía cristiana, a lo celestial y milagroso. En 1523 un cargamento de cochinilla de América llega a España. Con este elemento el color rosa pasa a derivar en morados, carmesíes, púrpuras…

A finales del siglo XIX y principios del XX se extiende a toda la población el uso de tintes químicos. Aunque en sus inicios era utilizado por la nobleza como elemento de distinción, poco a poco va pasando a ser un color más femenino. Esto viene derivado por los trajes masculinos en tonos oscuros. El rosa queda para adornos, perfumes y en general prendas más delicadas. 

No por nada en la época del Rococó, el rosa se impuso como color de moda. Y era para todos. Antes el tema de los géneros no estaba nada extendido, es algo bastante más reciente de lo que todos pensamos.

En cuanto a la Iglesia también se ve influenciada por este color, El tercer domingo de Adviento se utiliza indumentaria litúrgica de este color. Simboliza la Resurrección que se asocia a la encarnación, antes también representada de rosa. 

En el siglo XIX el hombre burgués trabajador entra en escena y reduce el color en su vestuario como os decía más arriba. El rosa pasa a elementos menores como puede ser un pañuelo o algún detalle pequeño bordado. Pero poca cosa. En esta misma época aparece el traje de luces para los toreros. El rosa pasa a ser símbolo de buena suerte y por eso hay muchos trajes de este color. De ahí que el capote sea de este color, hasta hoy en día. El amarillo va por el otro lado y simboliza la mala suerte. 

Mariano Fortuny es uno de los mayores abanderados del color rosa. En esta exposición vemos varias piezas suyas, entre ellos un mono muy Delphos. Y de ahí pasamos al período entreguerras en el que nace el rosa como color reivindicativo. Esto viene dado con Vivienne Westwood y el punk. Ya en 1936, Elsa Schiaparelli revolucionó el rosa dejando atrás su versión más pastel pasando a un rosa fucsia. El llamado Shocking Pink

En los 50 volvemos a ese rosa pastel, la dulzura y los elementos más clásicos de otras épocas con este color. Mamie Eisenhower inició esta vuelta al color rosa. De hecho en Estados Unidos se llamó first lady pink

Cambiamos de década y tenemos nuevos elementos que nos hablan del color rosa. Tenemos a Audrey Hepburn en Sabrina, cortesía de Hubert de Givenchy. Y como punto curioso de esta etapa tenemos la creación del mítico flamenco rosa de plástico, cumbre del kitsch.

Y aquí viene el punto al que yo quería llegar, al momento en que definitivamente el rosa y el azul se asociaron como rosa-niña/azul-niño. Esto lo voy a citar textualmente del folleto del Museo. 

En 1921, el millonario americano Henry Huntington compró con gran eco mediático la obra de Thomas Gainsborough The Blue Boy (1770), y seis años después el cuadro Sarah Barrett Moulton: Pinkie (1794), de Thomas Lawrence. Según la historiadora, Valerie Steele, la difusión de estas dos adquisiciones ayudó a asentar en Estados Unidos la adscripción de género del rosa y el azul, pero si Huntington hubiera comprado otro famoso retrato de Gainsborough, Francis Nicholls “The Pink Boy” (1782), quizás la moda hubiera tomado otro camino. 

Y aquí llegamos a la actualidad. En el último cuarto del siglo XX tenemos ejemplos del rosa como elemento de poder. Por ejemplo está el mítico corsé que hizo Jean Paul Gaultier a Madonna, símbolo de empoderamiento y un elemento agresivo. El color rosa ha sido empleado por el colectivo gay y feministas desde los años setenta. Están los preppies de los 80 que también utilizaron el rosa. Y en una imagen más actual tenemos a David Beckham o cantantes de hip-hop que reinterpretan el color. 

Espero que os haya gustado mi post y os invite a reflexionar, esa es mi intención. 

C

Anuncios

Deja un mistrapicomentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.